Miles de mexicanos salieron este domingo a marchar en la Ciudad de México. Unos desde el Auditorio Nacional y otros desde el Hemiciclo a Juárez, para manifestar su rechazo a las políticas de Donald Trump y las del Presidente Enrique Peña Nieto, que han dejado medidas como el gasolinazo. Marchas similares se replicaron en Guadalajara, Monterrey, León, Morelia y Villahermosa, entre otras.

Ciudad de México, 12 de febrero (SinEmbargo).– Miles de mexicanos salieron hoy a las calles de distintas ciudades del país para expresar su repudio al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y sus políticas contra México, en una muestra de unidad nacional que también incluyó críticas en contra del Gobierno de Enrique Peña Nieto.

En la capital del país, unas 20 mil personas participaron en dos marchas: #VibraMéxico y #MexicanosUnidos. La primera partió del Auditorio Nacional y la segunda del Hemiciclo a Juárez, ambas se encontraron en el Ángel de la Independencia.

El primer movimiento se define como “apartidista, pacífico y respetuoso los derechos de todos de exigir un buen gobierno y celebrar el orgullo de ser mexicano”.

Entre las más de setenta organizaciones que se han sumado a la iniciativa están Amnistía Internacional o la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El segundo movimiento salió también a las calles. Este grupo esta formado por 35 organizaciones civiles como Alto al Secuestro y ganadores del Premio Nacional de Derechos Humanos, como Enrique Morones o Juan Manuel Estrada Juárez.

“Yo creo que es una marcha plural, tan plural como la sociedad mexicana. Desde los que han pedido la renuncia del Presidente Trump o el Presidente Peña. Hasta aquellos que están conscientes de que hay que manifestar solidaridad con los migrantes en Estados Unidos”, dijo Eduardo Bohórquez, director de una de las organizaciones convocantes, Transparencia Mexicana.

“A México se le respeta”, “unidos somos invencibles” y “duro contra el muro”, fueron algunos de los mensajes puestos en pancartas  visibles en las manifestaciones en Ciudad de México, plagadas de banderas mexicanas y en las que se escucharon cánticos espontáneos como el “Cielito lindo”, muestra de su talante pacífico.

Esta muestra de nacionalismo se dieron  después de que Donald Trump, quien llegó a la Presidencial de los Estados Unidos el 20 de enero, continuara con un discurso hostil hacia México que caracterizó su campaña.

Las marchas no han dejado del lado la crítica al Presidente Enrique Peña Nieto.

Dentro de un contingente con banderines que dicen “fuera Peña”, Jorge Aguilar, un padre de familia, apuntó que la actual administración ha estado plagada de corrupción.

“Yo no sé qué haría si me ponen de contraparte a un loco como Trump. Lo que sí sé es que esta ha sido la administración más corrupta de la historia”, opinó.

Con los ánimos calmos la marcha Vibra México llegó al Ángel de la Independencia una hora antes de lo estipulado. En el sitio miles corearon: “Fuera Peña”.

En el monumento se montó un muro simbólico que entre una serie de menajes destaca: “No a la discriminación”.